lunes, 5 de septiembre de 2016

Biotecnología - Bioseguridad

Definición de Bioseguridad.

La bioseguridad es un concepto global con importancia directa para la sostenibilidad de la agricultura y los aspectos de amplio espectro de la salud pública y la protección del medio ambiente, incluida la diversidad biológica. Por ende, la bioseguridad es un enfoque estratégico e integrado que engloba los marcos normativos y reglamentarios, para el análisis y la gestión de los riesgos relativos a la vida y la salud de las personas, los animales, las plantas y los riesgos asociados para el medio ambiente.

Conceptualmente la bioseguridad, abarca la inocuidad de los alimentos, las zoonosis, la introducción de plagas y enfermedades de los animales y las plantas, la introducción y liberación de Organismos Vivos Modificados (OVM), sus productos y derivados y la introducción y gestión de especies exóticas invasivas.

Objetivo.

El objetivo primordial de la bioseguridad consiste en prevenir, combatir y gestionar los riesgos para la vida y la salud, cuando proceda, para un sector particular de la bioseguridad.

En la bioseguridad también se pueden incluir medidas para garantizar la seguridad del suministro de alimentos en relación con la lucha contra el terrorismo.

Objetivos Sectoriales.

Ø  Vida y Salud Humanas (incluida la inocuidad de los alimentos).
Ø  Vida y Salud de los Animales (incluidos los peces).
Ø  Vida y Salud de las Plantas (incluidos los bosques).
Ø  Protección del medio ambiente.

Basándonos en los objetivos sectoriales anteriores, vemos que hoy días la bioseguridad tiene un perfil cada vez más destacado de ámbito mundial. Es decir, el aumento de la diversidad y el volumen del comercio internacional de animales, plantas y sus productos contribuyen de manera decisiva a la propagación de enfermedades reconocidas de una región a otra.

Los cambios en las prácticas agropecuarias están creando nuevos peligros para la salud que cruzan fácilmente las fronteras.
Las variaciones en la ecología y el comportamiento humano también contribuyen a la mayor incidencia y propagación de peligros importantes para la salud pública, de los animales y las plantas.

Las nuevas biotecnologías añaden otra dimensión. Ósea, es necesario evaluar en los organismos y productos obtenidos por medios biotecnológicos cualquier posible riesgo para la salud.

De igual forma, con la creciente sensibilización del público en relación con los efectos de las manifestaciones e intervenciones adversas en la bioseguridad, las exigencias políticas y sociales sobre los organismos públicos de reglamentación están dando lugar a cambios considerables en la infraestructura. Este interés se ve impulsado por los avances tecnológicos en la detección y gestión de los peligros para la vida y la salud, junto con el debate científico, en muchas ocasiones sin solución, que rodea la posibilidad de que niveles muy bajos de peligros provoquen efectos adversos en la salud o en el medio ambiente.

Los sistemas de bioseguridad se ocupan primordialmente de prevenir, controlar o gestionar los peligros para la vida y la salud, tanto humana, animal, plantas y medio ambiente.

Algunas ideas de lo que pretendemos demostrar:

Ya estamos haciendo algo en materia de bioseguridad.
Los mecanismos que estamos implementando actualmente en materia de bioseguridad.
Las coordinaciones que realizan ADUANAS con otras instituciones gubernamentales que convergen en las áreas primarias.
Capacitación y entrenamiento al personal en materia de bioseguridad.
Los Recursos Humanos, Tecnológicos, etc., con que cuenta ADUANAS actualmente que le permiten manejar situaciones de bioseguridad.
Los proyectos y gestiones que se pretenden alcanzar y que están debidamente autorizados por la Dirección General (el Director).

Planteamiento que podrían ser sometidos a la consideración del Director para su implementación, como lo sería un Manual Sobre Bioseguridad Aduanal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario